top of page

CINCO CLAVES PARA OPTMIZAR COCINAS PEQUEÑAS

La cocina de un hogar se ha vuelto un espacio vital en la acutalidad, son espacios que lejos están de esas cocinas pequeñas y oscuras que se relegaban a un rincón sombrio.

Hoy en día, una cocina es más que simplemente un lugar donde se preparan alimentos. Se ha convertido en un espacio multifuncional en muchos hogares, donde se lleva a cabo no solo la cocina, sino también la socialización, el entretenimiento y actividades familiares.

Las cocinas modernas suelen estar diseñadas con un enfoque en la funcionalidad, la eficiencia y la estética. En resumen, una cocina en la actualidad es un espacio dinámico que refleja las necesidades y preferencias de quienes la utilizan.


Las cocinas pequeñas son todo un desafio para alcanzar esta funcionalidad con practicidad y estilo, si tenés una cocina mini no desanimes, te contamos las cinco claves con las que vas a conseguir el mayor potencial de un pequeño espacio.


Optimizar la distribución

Una cocina es como la línea de una fabrica, una buena distribución de cada función optimiza cada tarea. El circuito óptimo es el de guardado, lavado, preparación, cocción. En espacios pequeños también es posible lograr esta distribución. Diseñar la distribución de la cocina de manera eficiente para maximizar el flujo de trabajo minimiza la necesidad de desplazarse de un lado a otro, colocar los elementos más utilizados cerca uno del otro evita obstruir las zonas de paso. Lo ideal es una distribución lineal.


Maximizar el espacio de almacenamiento

Utilizar al máximo cada rincón de la cocina con elementos simples como estantes flotantes, organizadores en puertas y cajones, barrales con accesorios como secaplatos que liberan espacio en la mesada y aprovecha el espacio en altura. Muebles de guardado con estantes regulables permiten aumentar la capacidad de guardado.


Organización eficiente

Mantener la cocina ordenada y organizada para maximizar el espacio disponible es crucial. Utilizar mobiliario con puertas, recipientes apilables, cestas y organizadores para mantener los utensilios de cocina, los alimentos y los accesorios en su lugar ayuda mucho en este punto. En una cocina pequeña, cada centímetro cuenta, guardar los electrodomésticos, utensilios y accesorios no usados regularmente ayuda enormememtne a liberar espacio y reducir el desorden.



El color y la iluminación

Una iluminación adecuada puede hacer que una cocina pequeña se sienta más grande y acogedora. Combinar iluminación ambiental aporta calidez y otorga diseño, las luces empotradas y luces LED debajo de las alacenas y estantes con mayor potencia iluminan correctamente el espacio de trabajo y amplian visualmente. Los colores claros, especialmente el blanco, pueden hacer que una cocina pequeña se sienta más amplia y luminosa. Materiales y superficies reflectantes, como azulejos brillantes o mesadas de cuarzo aumentan la sensación de amplitud.


Crear la ilusión de espacio

Existen algunos tips súper útiles para crear ilusiones ópticas que pueden multiplicar la sensación espacial de una cocina pequeña:


  • Espejos estratégicamente colocados para reflejar la luz y crear la ilusión de espacio adicional.

  • Instalar ventanas o paneles de vidrio transparente para permitir que la luz natural.

  • Ampliar el espacio de mesada con sectores que se rebaten o con guías.

  • Utilizar materiales reflectantes en revestimientos y mobiliario.

  • Las puertas de alacenas pueden convertirse en nuevas mesadas de trabajo con los herrajes adecuados.








Disfrutar de una cocina puede significar diferentes cosas para diferentes personas, pero en general, implica encontrar placer, satisfacción y felicidad al interactuar con ese espacio y todo lo que implica, cocinar y compartir momentos con seres queridos hasta apreciar la comida y crear un ambiente acogedor. Lo importante es encontrar lo que te hace feliz y satisfecho en ese espacio y cultivar una relación positiva con la cocina y todo lo que implica.


Comments


bottom of page